El camino que comienza

En toda política económica, si es seria, hay diagnósticos y respuestas, pero también apuestas. Porque se debe optar y toda opción tiene sus costos en lo que hace y deja de hacer. Sincerar las opciones es bueno, para no exigir a los gobernantes lo que no han prometido, y para no condenar a los ciudadanos […]

, , , , , , ,