¡NOS MUDAMOS!

A cerca de

Sociedad Anónima es una fundación que, a través de su plataforma, busca dar a conocer las acciones realizadas por la Sociedad Civil al servicio de la comunidad. Por eso buscamos informar del trabajo de organizaciones solidarias, emprendimientos sociales, Empresas B, iniciativas sustentables y políticas públicas.

Conoce nuestro nuevo sitio web

Una nueva nueva imagen y nueva dirección, encuentranos en www.sociedadanonima.cl y conoce más acerca de nosotros.

Las Buenas Noticias también puedes tenerlas en tu correo, suscríbete a nuestro boletín informativo y recibe las noticias de la Sociedad Civil.

Invitados

Carreras sin fin

En los últimos 25 años, ha aumentado significativamente el acceso de los jóvenes a la Educación Superior y la reforma educacional podría posibilitar que esto creciera exponencialmente, pero más allá de que accedan ¿Cómo posibilitamos que esos jóvenes no queden en el camino, terminen sus estudios y logren cambiar con ello, sus condiciones económicas de existencia?

Por Francisca Egaña
Comentarios: 0
Francisca Egaña Portas

Directora ejecutiva Fundación Portas.

Mucho se ha hablado sobre la gratuidad y la posibilidad que significa acceder a la Educación Superior, en particular para los jóvenes que vienen de contextos vulnerables. En los últimos 25 años, ha aumentado significativamente el acceso de estos jóvenes y la reforma educacional podría posibilitar que esto creciera exponencialmente, pero más allá de que accedan ¿Cómo posibilitamos que esos jóvenes no queden en el camino, terminen sus estudios y logren cambiar con ello, sus condiciones económicas de existencia?

Es necesario comprender que para permanecer en la educación superior no basta aprender conocimientos técnicos y es fundamental desarrollar otras competencias. La experiencia de Fundación Portas trabajando con jóvenes de contextos vulnerables que estudian en la Educación Superior, nos muestra la necesidad de desarrollar habilidades complementarias que les permitan a los estudiantes desenvolverse en el espacio personal y académico de manera exitosa.

Habilidades como la perseverancia, la motivación, la voluntad y la responsabilidad son fundamentales para que éstos jóvenes puedan permanecer en sus carreras y, otras como el autoconocimiento y las habilidades comunicacionales, son muy relevantes para que logren adaptarse a un medio social desconocido y transmitir a sus familias y cercanos las dificultades que muchas veces implica estudiar una carrera de nivel superior.

En esta lógica, el contexto social influye principalmente en si genera o no oportunidades y espacio para el desarrollo de estas habilidades. Así, los contextos vulnerables afectan a las personas no en sus capacidades, sino en la posibilidad de desarrollarlas.

Para evitar que más jóvenes se queden en el camino, es muy importante que las distintas instancias que trabajamos en educación, tales como instituciones de educación, estado y sociedad civil, sigamos generando espacios de trabajo colaborativo donde relevemos la educación como un espacio de formación integral de las personas.
Cambiar el cómo entendemos la educación, puede posibilitar que la sociedad en su conjunto se desarrolle con menor desigualdad.