¡NOS MUDAMOS!

A cerca de

Sociedad Anónima es una fundación que, a través de su plataforma, busca dar a conocer las acciones realizadas por la Sociedad Civil al servicio de la comunidad. Por eso buscamos informar del trabajo de organizaciones solidarias, emprendimientos sociales, Empresas B, iniciativas sustentables y políticas públicas.

Conoce nuestro nuevo sitio web

Una nueva nueva imagen y nueva dirección, encuentranos en www.sociedadanonima.cl y conoce más acerca de nosotros.

Las Buenas Noticias también puedes tenerlas en tu correo, suscríbete a nuestro boletín informativo y recibe las noticias de la Sociedad Civil.

Aldo Schiappacasse

Cuando el fútbol se puso moral (y verde)

Bolivia, Perú, Ecuador, Uruguay y México gozaron del privilegio. Y nosotros de la constatación fantástica de que cuando hay voluntades que se unen, se logran tareas que parecen imposibles. Apelar a la educación, a la confraternidad, al respeto y a la civilidad nos permitió gozar más de la entonación de nuestro propio himno, pero también del orgullo de ser, cuando nos lo proponemos, un país generoso y alegre.

La cancha más pareja

La BBC publicó un sitio donde se puede comparar el sueldo de las estrellas con el de cualquier ciudadano. Miles de personas ingresaron para saber, en cuantos años, podrían ganar tanta plata como Cristiano Ronaldo en un día. La iniciativa parece cruel, pero los creadores se justificaron señalando que era una forma de dejar en claro la desigualdad social, uno de los fenómenos más injustos de las sociedades contemporáneas.

La alegría Do Povo

Si el país más fanático del mundo es capaz de poner en jaque la fiesta más grande que el fútbol puede organizar, es hora de que la FIFA y el Comité Olímpico Internacional redefinan sus políticas. La construcción de enormes recintos que se convierten –pasada la borrachera- en vacíos monumentos a la fastuosidad debe terminar. Hasta ahora Corea, China, Sudáfrica e Inglaterra han sufrido los rigores de las desmedidas exigencias.

La Tumba del Viejo Pascuero

Para los tipos descreídos como yo, que no comulgamos ni con santos ni con imágenes publicitarias, el espíritu de Nicolás, el hijo de comerciantes ricos en Antalia que decide dedicar su vida a los niños pobres sigue teniendo un solo significado: es más importante regalar que ser regalado, sobre todo cuando aquellos que reciben tienen una vida de carencias y privaciones.

Salvar la brecha deportiva

Las necesidades están en el deporte de base, donde la indignante, insalvable y dolorosa brecha entre educación escolar pública y privada se mantiene y acrecienta… La diferencia formativa integral de nuestros niños y jóvenes es la educación física, que en colegios municipales carece de condiciones para garantizar lo básico: igualdad de oportunidades en un asunto fundamental en la cultura del país.

La causa mayor

El ganador de la última maratón olímpica es ugandés y corría por destronar a los imbatibles representantes de Kenia y ayudar a sus padres, pobres agricultores que criaron con muchas dificultades a siete hijos. La maratón es una prueba dura, agobiante, agónica. Incomprensible para quienes no la viven. Es un desafío extremo que requiere de una causa mayor, porque, al final, todos corren por una razón.

Tienen cuneta

Gary Medel aseguraba que de no haber sido por el fútbol hoy no estaría en el Sevilla, sino en la cárcel. Alexis Sánchez nació en una cancha de tierra de Tocopilla y Fabián Orellana –recién retornado a la selección- alguna vez tuvo que terminar abruptamente una pichanga porque en la hinchada rival se esgrimían pistolas.

Yo amo a Abelardo

¿Habrá alguien, en el gran abanico que aspira a ser presidente, que esté dispuesto hoy, en medio de las demandas callejeras, a dar un paso al frente para decirnos cuál es su pensamiento concreto para la educación y cómo vamos a lograr financiarlo?

El guater de Bill Gates

El magnate desde su trono pensó que ya era hora de cambiar un invento que lleva más de dos siglos e inició una campaña para rediseñarlo. Convocó hace unos días a una feria en Seattle donde se presentarán los proyectos más innovadores y decidió premiarlos con dinero para su desarrollo. La condición era simple: el inodoro debía recibir los desechos y transformarlos en agua potable, energía o nutrientes, pero sin utilizar electricidad, ser fácil de instalar y cuyo costo de mantenimiento no superara los cinco centavos de dólar diarios.

El fútbol de los jeques

Y ha llegado la hora de reflexionar –muy deportivamente, claro- si los capitales que aterrizan en el continente deben invertirse en entretención pura o en mover las industrias, parafraseando a Los Prisioneros.

El futuro inmediato del mundo se juega por estos días en Europa. Allí, y no en otra parte, se decidirán las mareas que condicionarán el crecimiento, el empleo y el futuro de muchas políticas sociales en el mundo. Ahí, donde el fútbol es una burbuja y unos pocos jeques y magnates inflan sus sueños en una danza ciega, febril y apasionada.

Página 1 de 2
1
2