¡NOS MUDAMOS!

A cerca de

Sociedad Anónima es una fundación que, a través de su plataforma, busca dar a conocer las acciones realizadas por la Sociedad Civil al servicio de la comunidad. Por eso buscamos informar del trabajo de organizaciones solidarias, emprendimientos sociales, Empresas B, iniciativas sustentables y políticas públicas.

Conoce nuestro nuevo sitio web

Una nueva nueva imagen y nueva dirección, encuentranos en www.sociedadanonima.cl y conoce más acerca de nosotros.

Las Buenas Noticias también puedes tenerlas en tu correo, suscríbete a nuestro boletín informativo y recibe las noticias de la Sociedad Civil.

Noticias de solidaridad

Internos de Colina II comparten conocimientos en eficiencia energética con sus familias

Comentarios: 0

Los reos pudieron mostrar el fruto de su trabajo en el proyecto “Colina II, primer centro Penitenciario con Modelo de Gestión Ambiental”, gestionado por Fundación Casa de la Paz con el apoyo del Programa Colina 2.ZERO del área técnica de Gerdarmería desde 2014.

ollas2Los internos del modulo cinco de la cárcel de Colina II protagonizaron una actividad en la que compartieron un almuerzo íntegramente elaborado en ollas brujas. La importancia del hito no es menor ya que de esta manera, los reos pudieron mostrar a sus seres queridos el fruto de su trabajo en el proyecto “Colina II, primer centro Penitenciario con Modelo de Gestión Ambiental”, gestionado por Fundación Casa de la Paz con el apoyo del Programa Colina 2.ZERO del área técnica de Gerdarmería desde 2014.

Marcelo Blondet, profesional de Casa de La Paz y coordinador del proyecto, comentó que “en la actividad, realizada en el gimnasio del patio de visitas del penal, los internos, junto a familiares, psicólogos y personal de gendarmería, se reunieron para probar la efectividad de las ollas brujas, con lo que se validó el trabajo de construcción de estas herramientas y los familiares se las pudieron llevar a la casa”.

Se pudo ver a un total de 15 ollas trabajando al mismo tiempo en la cocción de verduras, arroz, porotos, pollo al jugo y fruta, lo que permitió que más de 30 personas se alimentaran y compartieran. “La valoración de parte de todos los asistentes fue muy buena. Los internos y sus familias vieron cómo trabajan las ollas, de hecho, aprovechamos para preguntar a varias señoras cuánto demora, por ejemplo, en cocerse un brócoli y nos dijeron de 10 a 15 minutos, tras esto les mostramos como en la olla creada por los integrantes del proyecto, no demora más de dos minutos”, agregó Blondet.

El encuentro también dio pie para la emoción. Tras el almuerzo, los internos pudieron entregarles a sus familiares las ollas que construyeron. Cesar, interno e integrante del proyecto que se encargó de cocinar verduras y recibió a su madre, comentó que “nosotros que estamos acá privados de libertad, no podemos estar con nuestras familias, pero hoy han visto lo que hacemos para rehabilitarnos y les hemos podido entregar con las ollas brujas una ayuda para su economía y que también ayuda a la eficiencia energética con el ahorro de gas”. Y es que las mamás y parejas de varios de ellos vieron en directo los resultados de su trabajo de rehabilitación a través de la enseñanza vivencial y al mismo tiempo recibieron un elemento que les ayudará a ahorrar y así enfrentar mejor su economía”.